#JMJRío2013

¿Saben cuál es el mejor medio para evangelizar a los jóvenes? Otro joven #JMJRío2013

Posted on Actualizado enn

“¿Saben cuál es el mejor medio para evangelizar a los jóvenes? Otro joven”. Estas fueron unas de las palabras del Papa en la misa final de la JMJ de Río 2013 con las que anima a que haya jóvenes comprometidos con Jesucristo. Jóvenes que den testimonio y que, con su ejemplo de vida cristiana, ayuden a enamorarse de Jesús a aquellos que se encuentran distanciados o que no han encontrado el camino.
En la iglesia siempre ha habido jóvenes que han sabido responder a aquello que Dios quiere de ellos, y han respondido generosamente, como el beato José de Anchieta, mencionado por el Papa. Por ello el Papa Francisco llama y pide a cada uno de nosotros que estemos atentos, para no dejarnos llevar, en esta sociedad en la que vivimos,  y no tener miedo a decirle que si al plan de vida que Él tiene preparado para nosotros, contando con su ayuda y con la de nuestra Madre la Iglesia.
Nosotros, jóvenes, debemos ir contracorriente a esta sociedad en la que nos ha tocado vivir, en donde se le da gran valor a todo lo material, e imitar la vida de pobreza y sencillez de Jesucristo, un rey que vino a servir y no ha ser servido, que se arrodillo a lavar los pies a sus discípulos y que siempre vivió entregado a los demás hasta el día de su muerte.
El Papa nos invita una vez más a tener a la virgen María como modelo para nuestra respuesta generosa con Él, dando testimonio ante nuestros amigos, familiares o respondiendo a su llamada para entregarse a su servicio y al de los hombres, como la virgen María, preparando así el camino para que se multiplique el número de personas que se encuentran con Dios.
“Jóvenes salgan de su interioridad” nos dice el Papa, recordándonos que somos el sustento de nuestra Madre, y que tenemos que comunicar la alegría de ser hijos, que tenemos que ser misioneros en todos los días en nuestro alrededor sabiendo que hay más dicha en dar que en recibir y dando así aquello que a nosotros se nos ha dado.

Llamados a promover la cultura del encuentro #JMJRío2013

Posted on Actualizado enn

La homilía del Papa Francisco en la Misa con los obispos de la JMJ, se basó principalmente en los tres aspectos de cada vocación: “llamados por Dios, llamados a anunciar el Evangelio y llamados a promover la cultura del encuentro”
San Pablo afirmaba: “Ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí” (Ga, 2,20). Que Cristo viva en cada uno de nosotros. Vivir en Cristo marca todo lo que somos y lo que hacemos. Él nos elige a cada uno de nosotros y nos pide que vayamos y demos fruto; que no ocultemos los talentos que Él nos ha regalado, sino que produzcamos el doble y el triple.
Como decía el Papa Francisco, “El permanecer en Cristo no es aislarse, sino un permanecer para ir al encuentro de los otros“.
No vivamos escondidos por miedo al que dirán, vivamos alegres y en medio del mundo dando testimonio de nuestra fe y estando orgullosos de ella.
 Almudena Bazán @almuB95 y Javier García León @javigarcialeon Portavoces de fearless!

Fiémonos de Jesús, él nunca defrauda #JMJRío2013

Posted on Actualizado enn

¿Me quieres ayudar a llevar la cruz? #JMJRío2013

Posted on

¿Tu sabias… que la Cruz de madera que ha recorrido todos los continentes fue donada por el ahora san Juan Pablo II a los jóvenes en 1984? ¿Y sabes las palabras que nos dijo entonces? Sus palabras, las palabras de un santo, dirigidas a todos los jóvenes del mundo fueron: Llévenla por el mundo como signo de amor de Jesús a la humanidad y anuncien a todos que sólo en Cristo muerto y resucitado hay salvación y redención”
A la cruz de los jóvenes le acompaña una imagen de la Virgen María. Ella es la madre de Dios y Él nos la dio como Madre. El día 26 el Santo Padre nos recordó la importancia del rezo del Ángelus. Esta oración es muy sencilla pero rezarla nos recuerda un momento culmen de la historia: la Encarnación. El “sí” de una joven hizo que comenzara nuestra salvación. El “sí” generoso de María permitió que se llevara a cabo el misterio de nuestra redención.
¿Sabías que… cuando Pedro huía de la persecución de Nerón se encontró con el Señor yendo en la dirección contraria y él le preguntó “¿Quo vadis?“? Jesús le respondió “A ser crucificado de nuevo”. Francisco nos dice que en ese momento  Pedro se da cuenta que nunca estaba solo en el camino, que Jesús siempre estaba con él, ese Jesús que había muerto por él en la Cruz. Jesús con su Cruz recoge nuestros miedos, nuestro sufrimiento y nuestros problemas por difíciles que sean y nos dice: “No temas, yo estoy contigo”. Carga sobre su espalda nuestro sufrimiento, así como nuestro pecado. Tenemos que comprender que la Cruz es el signo del  Amor, la Cruz es “la certeza del amor infalible de Dios por nosotros“. El Santo Padre nos recuerda que el amor de Dios es tan grande queentra en nuestro pecado y lo perdona, entra en nuestro sufrimiento y nos da fuerza, entra en la muerte para vencerla y salvarnos
Añadió que la Cruz también debe ayudarnos a ver el sufrimiento del otro, a fijarnos en aquel que necesita ayuda, en el que sufre para salir de nosotros mismos y tenderles la mano. Al igual que Jesús nos ayuda a llevar nuestras cruces, ya sean grandes o pequeñas, Él nos pregunta, me pregunta, te pregunta ¿Me quieres ayudar a llevar la cruz?”
Nuestra redención se llevó a cabo gracias a la obediencia. María obedeció a la voluntad de Dios y Jesús obedeció hasta la muerte, y muerte de Cruz. El Papa nos pregunta: ¿Qué ha dejado la Cruz en cada uno de nosotros?¿Qué nos enseña para nuestra vida esta Cruz?”
Maria Lapuente  y Elena Figal @elenafigalius  Portavoces de fearless!

El mejor compañero de equipo #JMJRío2013

Posted on Actualizado enn

Iba el otro día por la calle y oí hablar a un grupo de personas sobre “lo mal que está el mundo” y lo “perdida que está la sociedad”, se trataba de un hombre y dos mujeres que no diferían en absoluto en la opinión de que el vaso estaba medio vacío. Mi mente viajó al instante varios cientos de kilómetros al oeste, para llegar a la capital brasileña hace casi un año. Recuerdo que el Papa nos comentaba que no debíamos perder la esperanza.
 Lo cierto es que cuando escuché el mensaje del Papa en directo me pareció una brisa de aire fresco y fue un enorme impulso para querer hacer crecer la esperanza a mi alrededor. Sin embargo, un año después, tras oír tanta gente desalentada me planteo si realmente se trataba de la verdad o de unas palabras alentadoras pero vacías. A raíz de esto decidí volver a echar una ojeada a lo que el Papa quiso transmitirnos.
 Empecemos por pensar que todos los problemas: el paro, las enemistades, las disputas, las guerras… son consecuencia del pecado. Me encanta darme cuenta de que no solo existe el demonio, Dios está ahí. Y creer en el diablo implica creer en Dios porque, como decía San Agustín, el mal no es más que la ausencia de bien. Es decir, Dios tiene todo aquello de lo que el diablo carece y Dios juega en nuestro equipo. Es precioso, ¿no?
 “El “dragón”, el mal, existe en nuestra historia, pero no es el más fuerte. El más fuerte es Dios, y Dios es nuestra esperanza” nos decía el Papa en Río.
 Me encanta pensar que Dios siempre nos da la fuerza necesaria para huir de cada tentación, que nos cuida siempre y que su Providencia es ese plan amoroso que él tiene para con nosotros. Esto quiere decir que todo lo “malo” que nos pasa en realidad es para bien, paradójico ¿no?
 Sabiendo todo esto ¿cómo no vamos a ser optimistas? He llegado a la conclusión de que un cristiano no puede ser una persona pesimista. No son conceptos compatibles. Para un cristiano cualquier problema es pequeño porque tiene lo más grande, a Dios. Si eres Católico y todavía eres pesimista significa que aún no has entendido que la Providencia Divina existe. Y sí, nosotros tenemos los mismos problemas que los demás, y somos igual de humanos que el resto, pero no podemos desanimarnos de la misma manera.
 Yo creo firmemente que el Señor me acompaña, que está a mi lado, y que Él llevó, hace más de dos mil años, la cruz. Él se hizo hombre para demostrarnos, desde la misma condición que la nuestra, que esta vida está para vivirla con alegría, está para amar y para disfrutar de todo lo que nos ofrece.
 También sabemos que todo problema es relativo porque el que se sabe amado y cuidado por Dios no tiene que hacer un mundo de los problemas, que siempre son pasajeros.
 Y sí, tendremos problemas, preocupaciones y caídas. Pero nosotros hemos de ser los que siempre se levantan. Quien marca la diferencia no es quien no tiene problemas, sino quien sabe llevarlos con una sonrisa. Y eso es lo que viene a decirnos nuestra religión.
 Fomentemos la cultura de la esperanza, de la sonrisa de quien se sabe amado por el Señor. Porque quien tiene a Dios jugando en su equipo no teme a ningún adversario.
 María Zavala @mariazavala15   Portavoz de Fearless!

El mal existe, pero Dios es más fuerte #JMJRío2013

Posted on Actualizado enn

Un resumen de lo que nos dijo el Papa en la JMJ de Río el día 24 de julio de 2013:
El mal existe, pero Dios es más fuerteSanta Misa, en la basílica del santuario de Nuestra Señora de la Concepción de Aparecida Miércoles, 24 de julio de 2013
¡No os dejéis robar la esperanza!Visita al Hospital San Francisco de Asís de la Providencia – V.O.T., de Río de Janeiro Miércoles, 24 de julio de 2013

«¡Construid con entusiasmo un mundo mejor que el de vuestros mayores!” #JMJRío2013

Posted on Actualizado enn

papas5Benedicto XVI *, en su mensaje para la JMJ de Brasil, nos animaba a que diésemos a conocer a Dios a los demás: mirar a nuestro alrededor y darnos cuenta de que muchos jóvenes no ven la luz en el camino de su vida y es ahí donde debemos estar nosotros para darles a conocer la fe, para que tengan la oportunidad de conocer la luz de la fe e iluminar esa oscuridad en la que se encuentran.
Los jóvenes somos los que vamos a construir la sociedad de mañana. Por ello, el Santo Padre nos dejaba este mensaje: «¡Construid con entusiasmo un mundo mejor que el de vuestros mayores!”. El mundo crecerá en humanidad si se basa en el amor, no en el materialismo. El amor es lo único que nos llena el corazón y une a las personas. “Dios es amor. El hombre que se olvida de Dios se queda sin esperanza y es incapaz de amar a su semejante. Por ello, es urgente testimoniar la presencia de Dios, para que cada uno la pueda experimentar” nos decía. No podemos olvidar que el “primer acto de amor que podemos hacer hacia los demás es el de compartir la fuente de nuestra esperanza”
La evangelización también es necesaria para crecer nosotros personalmente en la fe, ya que, sin evangelizar no podemos ser verdaderos cristianos. Nos ayudará a ser cristianos maduros, porque para poder dar a conocer a Dios, antes debemos conocer bien la fe de la Iglesia. Benedicto XVI nos decía: “… tenéis que estar más profundamente enraizados en la fe que la generación de vuestros padres, para poder enfrentaros a los retos y tentaciones de este tiempo con fuerza y decisión”. Necesitamos conocer muy bien a Jesucristo y cuanto mayor sea nuestra amistad con él, nuestro amor, más desearemos hablar de Él y darlo a conocer.
El anuncio de Dios está abierto a todos. Siempre debemos hacerlo con un diálogo sencillo, con respeto, sabiendo escuchar y comprender la opinión del otro e intentando, con nuestra cercanía y nuestro testimonio, que se abra su corazón para dejar que Dios pueda actuar sobre esa alma.

Leer el resto de esta entrada »