Bienaventuranzas

Rocío Miralles, autora de “Uno, dos y tres volver a empezar”: intento mostrar la lucha por vivir una vida coherente

Posted on Actualizado enn

rocc3ado-miralles1
Rocío Miralles

Hace unas semanas tuvimos la suerte de contactar con Rocío Miralles, diplomada en Turismo con un Máster en Dirección de Comunicación y Nuevas tecnologías. Una joven de 27 años con las ideas más que claras y con una perspectiva muy diferente a lo habitual. Apasionada por la escritura nos revela su carácter tímido, pero que no le impide decir las cosas tal cual las piensa.

Todo nos lo muestra en su blog Uno, dos y tres volver a empezar, el cual lo define como:

 “Es sólo una ventana abierta donde observar en palabras. Una mirada profunda, crítica algunas veces, cómica en otras, pero al final, una mirada más. Aviso a los lectores que este espacio va a ser alimentado según vengan las inspiraciones, temas, curiosidades varias del ir y venir de la vida misma”.
Leer el resto de esta entrada »

El camino hacia el cielo

Posted on Actualizado enn

Cuántas veces te habrás puesto a pensar: ¿cómo será el Cielo?, ¿qué se hace allí?… Esto es porque tendemos a imaginarnos el Cielo como un lugar, pero más que un sitio, el Cielo es un estado.
No se trata de trasladarse de la tierra al Cielo. Si esto fuera así, Dios trasladaría a todo el mundo a ese sitio tan espectacular. “Se trata de transformarse dejando de ser como somos para ser los mismos pero de un modo distinto, es decir, vivir en Dios siendo como Dios sin dejar de ser uno mismo”.
Si en vez de hablar de traslado hablamos de lo que realmente es: una transformación, esto deja de ser tan fácil ya que “Dios es puro y quien quiera entrar en su intimidad debe purificarse a sí mismo”.
Lo primero que necesitamos para que cuando llegue el momento podamos alcanzar ese estado de felicidad que es el Cielo, es querer. Dios respeta a cada hombre y, aunque nos ha creado para ir al Cielo, nosotros tenemos la libertad de decidir si queremos ir o no.
Ya hemos dicho que para entrar en la intimidad con Dios y llegar a esa transformación, debemos purificarnos; pero… ¿cómo lo hacemos? Nuestra existencia es ese tiempo que tenemos para purificarnos. Los cristianos debemos vivir en el mundo sin ser mundanos, lo cual exige una purificación. “La purificación es el proceso de desmundanización“, y esa manera de purificarse nos la expone Jesús en el sermón de la montaña con las Bienaventuranzas.
Esto solo es una introducción, de las Bienaventuranzas  hablaremos en el siguiente artículo; pero antes de acabar debemos recordar aquello que repitió Cristo de que el Reino de los Cielos ya está entre nosotros (Mt 3,2). Esto quiere decir que “a quien sigue el camino de las Bienaventuranzas ya le es posible saborear el Cielo ya que recibe la paz de Cristo. La transformación, el Cielo… empieza en esta vida. El Cielo será una continuación. Podríamos decir que el Cielo lo alcanza en la otra vida quien ya lo alcanza en ésta”. Así que… luchemos por intentar alcanzarlo ya, ¿no?

Elena Cepeda @cepe95 Portavoz de fearless! Estudiante de 2º de Óptica en la UCM

Reflexiones en torno a “Dios en On” de José Pedro Manglano @manglano_org