Mendigando caridad

Posted on

Al ver esas realidades del otro, ves tu propia realidad y comprendes que mendigar caridad es un bien del que todos salimos ganando

Uno, dos y tres volver a empezar

(Image source:)(Image source: bibliotecandoinsieme.wordpress.com)

Son muchos. Somos todos. No sólo los de la calle, los que no tienen trabajo ni los que no tienen familia. Cada persona que habita la tierra hoy, mañana, pasado… Somos mendigos de la caridad; aunque no se quiera hacer ver, aunque sean otros los que nos hagan creer lo contrario, aunque cueste reconocerlo, aunque no se quiera ser acogido.

Son las experiencias ajenas las que provocan un punto de inflexión en uno mismo. Cuando se conoce la realidad del otro se empieza a entender la propia y a ver cuán parecidas son a pesar de las diferencias externas. Porque el corazón de cada uno tiene las mismas necesidades y anhelos. Y al tener alma nos hace ver más allá de las circunstancias que rodean a esa persona; ella vale por lo que es. Lo he leído esta mañana en un libro “(…) ve juntas a todas…

Ver la entrada original 788 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s