Día: 27 octubre, 2014

Gracias, Señor Cardenal, por…

Posted on Actualizado enn

Tras 20 años como arzobispo de Madrid, el cardenal Antonio María Rouco Varela, nuestro cardenal, deja la diócesis de Madrid, a la que tiene un gran cariño y apego. Y no es para menos. Este cariño también es dirigido a nuestra Patrona, la Virgen de la Almudena, cariño, que nos ha enseñado a tener a todos los madrileños.
El cardenal Rouco nació el 20 de agosto de 1936, en Lugo. Fue ordenado sacerdote el 28 de marzo de 1959 y nombrado por San Juan Pablo II en 1994, arzobispo de Madrid, donde empezó una gran labor desde un primer momento, con la ayuda de Dios. Fue nombrado, con gran alegría para nuestra ciudad, cardenal de la Santa Iglesia en 1998.
A nuestro cardenal debemos grandes labores llevadas a cabo en nuestro querido Madrid, como son: La Misión joven, la Fiesta de la Familia, celebrada desde 2007 cada año en la Plaza de Colón, la Misión Madrid, donde participaron muchos colegios. Y la más importante de todas, de las llevadas a cabo por ahora en la ciudad, la JMJ Madrid 2011, donde hubo una participación de jóvenes de todo el mundo y que el mismo Papa emérito Benedicto XVI calificó como “cascada de luz”  en la que una multitud de jóvenes pudieron cantar a gritos “firmes en la fe, arraigados en Cristo”.
En Madrid además de muchas alegrías, el cardenal ha pasado grandes momentos de dolor, que lo fueron para toda la ciudad, como el atentado en la estación de Atocha. Ha sufrido también muchas injurias y mentiras sobre su persona, pero vivirlas y padecerlas es deber de todo cristiano. El cardenal ha cargado y carga con su cruz para seguir en buena disposición al Señor, tal y como Él lo ha mandado.  «Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día y sígame. «(Lucas 9:23) Podemos decir con gran alegría que nuestro cardenal ha sido un gran y buen pastor de su rebaño.

Los jóvenes de Madrid, y también desde Fearless!, le damos las gracias por toda su buena labor, por ser ejemplo de firmeza en lo que Dios ha querido de usted y por enseñar a querer más a nuestra patrona. ¡GRACIAS! ¡GRACIAS! ¡GRACIAS!

Maxi Troncoso Peña @maxitroncoso30 en nombre de todo el equipo de fearless!

Tuve suerte: el arzobispo que pudo ser abortado

Posted on Actualizado enn

Escuela de Rescatadores

arzobispoHace 59 años, el arzobispo de Riga (Letonia), Zbigevs Stankevis estuvo a punto de morir.Cuando su madre se quedó embarazada todos le recomendaron que abortara.

Arzobispo: «Mi madre tenía cuarenta años y la doctora le propuso que abortara: «Ya eres mayor y tener otro hijo no es una decisión sabia”. Al final su madre decidió no abortar y seguir adelante con su embarazo. Cientos de mujeres en Letonia, al igual que la madre del arzobispo se encuentran en esta misma situación. Sobre todo desde el año 2002, cuando su gobierno aprobó una ley pro-aborto específica. En ese momento el arzobispo escribió un artículo titulado «¿Por qué tuve suerte?”. Arzobispo:»Quería compartir mi experiencia. A mi madre le propusieron que me matara y ella rechazó la idea, estoy vivo gracias a ella. Puedo vivir libremente mi vocación y cumplir mi misión en la vida. Si mi madre me hubiera matado tendrían otro arzobispo en Riga”. RomaReports.com

Ver la entrada original

El Papa y los cristianos “grises”, que no están ni aquí ni allá

Posted on

c941b0e55e

Francisco, al comentar un texto de San Pablo, recordó esta mañana en la homilía pronunciada durante la misa en la capilla de la Casa Santa Marta, según indicó la Radio Vaticana, que se puede reconocer a los hombres mediante sus palabras. El apóstol invitaba a los cristianos a comportarse como “hijos de la luz” y no como “hijos de las tinieblas”. Hay cuatro palabras, explicó Francisco, para comprender si somos hijos de las tinieblas. “¿Es palabra hipócrita? ¿Un poco de acá, un poco de allá, para estar bien con todos? ¿Es una palabra vacía, sin sustancia, llena de vacuidad? ¿Es una palabra vulgar, trivial, es decir mundana? ¿Una palabra sucia, obscena? Estas cuatro palabras no son las de los hijos de la luz, no vienen del Espíritu Santo, no vienen de Jesús, no son palabras evangélicas… este modo de hablar, hablar siempre de cosas sucias o de mundanidad o de…

Ver la entrada original 359 palabras más