La mano de Dios en las puertas del temido abortorio El Bosque

Posted on

Escuela de Rescatadores

Después de varias horas cerca del abortorio “El Bosque” de Madrid, Ernesto y yo (un médico y un empresario, con unas jornadas laborales extensas) estamos verdaderamente cansados. Es el único día que no madrugamos para trabajar. Agotados de ver tantos coches de marca caros, para llevar a sus hijas a abortar, o perfectamente vestidos para llevar a la pareja a impedir que un bebé nos fastidie la vida. Pensábamos retirarnos, ha sido muy duro, la impotencia siempre está presente. Lejos ya del abortorio, vemos a una mujer subiendo la calle, va derecha, pero nos acoge con afabilidad. Ha llegado desde Talavera donde reside con su marido; pero tienen preparado su traslado a Madrid. Su marido es camarero y ella auxiliar de clínica; pero ambos quedaron en el paro con tres hijos nacidos, el último de pocos meses y además descubrió que estaba embarazada. Pensó que no tenía otra alternativa

Ver la entrada original 126 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s